Los dones espirituales pueden ser definidos como bendiciones o capacidades otorgadas por Dios a través del Espíritu Santo y su poder. Estos dones se le otorgan solo a aquellos que aman a Dios por sobre todas las cosas y cumplen sus 10 mandamientos a cabalidad. Como todo lo discutido en teología cristiana, estos dones espirituales han sido objeto de numerosos interpretaciones y discusiones en eventos y escuelas cristianos a lo largo de la historia.

Según lo expresado por la doctrina católica, los también llamados dones del Espíritu Santo son todos los medios no perecederos proporcionados a los feligreses y, por medio de los cuales, estos obtienen las características y carismas requeridos para llevar una vida terrenal pura y libre del pecado. Además, son permanentes, buscan la perfección en las virtudes de la feligresía y fomentan la docilidad en la misma para que siga los impulsos del Espíritu Santo sin objeción alguna. Son siete los dones otorgados a los católicos.

¿Cuántos y cuales son estos dones espirituales?

Lo primero que debemos señalar es que la Biblia hace referencia a, por lo menos, 4 listas de dones espirituales que existen y ninguna de ellas da información exhaustiva de cada uno. Esto significa que el objetivo de dichas listas no es la especificidad de cada uno de esos dones, pero si se debe tener mucho cuidado con los abusos que cometen algunos, por ejemplo, afirmar que se tiene el don de predecir el futuro o de ver fantasmas. Muchos se aprovechan del tema para lardear de capacidades que no tienen ni tendrán.

El Señor otorga dichos dones específicamente para la edificación de su iglesia. Como bien dicen las Sagradas Escrituras, a cada creyente le ha sido asignado al menos un don o talento natural que puede ser usado por el Creador para sus planes con cada uno de nosotros. Si tienes mucha habilidad con los deportes o tienes una voz magistral, lo puedes tomar como regalo que Dios te ha enviado para que sirvas en la edificación de su iglesia.

¿Cómo saber qué don tengo?

Como se ha dicho anteriormente, la Biblia menciona al menos cuatro listas de dones espirituales. No deberías mortificarte con eso, por el contrario, deberías analizar muy bien las aptitudes que posees y decidir cuál es la mejor manera de aprovecharlas. Por supuesto, debes tomar en cuenta cuál es la mejor manera de servir a la iglesia y de realizar tus metas basándose a esas capacidades que el Señor te ha dado.

Alguien que posea una cualidad que tú consideres extraordinaria no es mejor que nadie. Después de todo, son regalos de Dios.
La mejor manera de encontrar o analizar estas capacidades es a través de la oración y una larga meditación sobre el tema. Mientras estas en este proceso, puedes buscar algún consejero, como tus padres o tu líder espiritual, a quien le expreses todas tus inquietudes. Aunque aún no tengas claro qué hacer ni cómo servir con tus aptitudes, unos sabios consejos podrían ser de gran ayuda para ti. Una vez lo tengas claro, enfócate en el área que te haga sentirte útil y satisfecho contigo mismo.

¿Tengo el don de la clarividencia?

Normalmente las personas que nacen con ese don, la capacidad de expresarlo se hace desde muy temprana edad. Pero eso no quiere decir de que no puedas “explotarlo” desde cualquier edad. La forma más fácil es usando cualquier objeto de uso cotidiano de adivinación: Un péndulo, una baraja de Tarot, o una simple baraja de juegos.

En este caso vamos a explicar brevemente sobre el uso de la baraja de cartas del tarot:

  1. Primero centrate en el medio que estas usando, si eres nuevo no busques los significados aún. Mira atentamente las cartas una a una, anota que sensaciones te dan, este paso hay que hacerlo con mucha tranquilidad.
  2. Trata de relacionar cada imagen con cualquier situación cotidiana, que te haya sucedido o creas que sucederá.
  3. mira tu cuaderno de apuntes y trata de relacionar los acontecimientos.
  4. Una vez que estes familiarizado con las imagenes y sus mensajes, busca significados en la web o algún  buen libro de tarot.

Mira si tienen relación con los significados que tu le distes anteriormente. De esa manera vas a ampliar la perspectiva a cada carta. Pues los significados que les dan unos, no necesariamente sean los correctos, o funcionen contigo.